¿QUÉ ES FIRMA ELECTRÓNICA?

La firma electrónica es un bloque de caracteres de apariencia aleatoria. Es decir, si uno mira una firma electrónica verá una secuencia de caracteres sin ningún patrón lógico reconocible.

Esta secuencia de caracteres está generada usando información del documento al que corresponde la firma y de la llave privada del firmante, por lo tanto las firmas electrónicas son distintas para cada documento que firma la misma persona.

Lo interesante es que para validar la firma no se requiere la llave privada que se utilizó para generarla, sino que una llave pública, que está asociada a la llave privada, pero que no permite deducir la llave privada a partir de ella. De esta forma, cualquier persona puede validar una firma electrónica, porque para ello se requiere información pública (una llave), sin embargo el titular de la llave pública puede administrar bajo su exclusivo control la información con que se generan sus firmas (otra llave).

Este método de firma permite garantizar la integridad del mensaje, su autenticidad, y el no repudio del mismo. Esto último es de vital relevancia ya que permite vincular unívocamente un documento a una persona, haciendo que esta no pueda negar su autoría.